Comparte este artículo:

¿Quieres empezar a aprender alemán y no sabe dónde empezar? o incluso ¿ has tomado clases de alemán y has tratado de practicarlo pero te han ganado los nervios?  Una de las desventajas de aprender un idioma en la escuela es que a la hora de salir al mundo real, muchas veces no se cuenta con la suficiente práctica para entablar una conversación con algún nativo. Esto no quiere decir que sea malo aprender idiomas en escuelas. Sin embargo, es necesario practicar muchas veces para quitarte el miedo a hablar y para darte a entender, especialmente, cuando se trata de la lengua alemana, ya que para nosotros, los mexicanos, puede ser un poco difícil la pronunciación.

Una de las situaciones que limitan que un aprendiz de alemán se lance a hablar con un nativo de la lengua alemana es que no se sabe cómo iniciar una conversación. No en todas las situaciones puedes llegar y decir: “Hallo! Ich bin… Wie heisst du?”. Depende de la situación en la que te encuentres es como deberás desenvolverte.   Es importante que a la hora de hablar lo hagamos de una forma natural, como lo haríamos en español, incluso, tomando en cuenta los diferentes modismos de las regiones. Probablemente, al principio sea difícil y te den nervios, pero con el tiempo podrás ir controlando esta situación.

En este artículo te mostramos cómo tener una conversación desde vencer el miedo, iniciar y mantenerla. Así como todo el vocabulario que necesitas para tener éxito.

 

Cómo vencer el miedo…

A continuación te mostramos algunos tips que te pueden ser de utilidad para vencer el miedo a hablar en otro idioma:

  • ¡Que no parezca que estás asustado!

    Puede ser que en el fondo tengas miedo, pero piensa que estás haciendo algo nuevo y es normal sentirte así. Trata de enfocar tu atención en pasarla bien y en ser amigable.

  • ¡No te presiones!

    Las primeras veces que hables en alemán no tienes que hacerlo perfecto. Es natural cometer errores, incluso cuando ya llevas mucho tiempo hablando el idioma. Así que relájate y si cometes algún error, no te sientas mal, mejor tómalo en cuenta para la próxima vez que hagas una conversación. Incluso, puedes decirle a tu receptor que te apoye con esta parte y que te avise cuando cometas alguna equivocación, esto te ayudará a sentirte en confianza y además podrás aprender más.

  • ¡Atrévete a hacer preguntas abiertas!

    Sabemos que es fácil hacer preguntas donde las respuestas sean sólo “sí” o “no”. Pero si quieres que una conversación fluya y sea amena, tendrás que apostar por preguntas abiertas. Así que en vez de preguntar “si te gusta la comida mexicana”, mejor pregunta “¿cuál es tu comida favorita?”. Estamos seguros que de una pregunta abierta pueden surgir varios temas de conversación.

  • ¡Averigua qué es lo que más se te dificulta!

    Una de las ventajas de practicar una y otra vez, es que saldrán a la luz aquellas fallas más frecuentes. Cada vez que hables con un alemán, pon atención en todo lo que dices y ve revisando qué es lo que más te cuesta trabajo; puede ser pronunciar ciertas palabras o letras, formular preguntas, el uso de declinaciones, entre otras cuestiones. Este proceso es muy personal, así que puedes hacer una lista y la próxima vez que estudies, puedes enfocarte en fortalecer esas áreas que se te dificultan.

  • ¡No te olvides de la comprensión oral!

    Ya sea que lleves poco tiempo estudiando alemán o que ya lleves muchos años, siempre es bueno entrenar el oído. No siempre vas a entender todo lo que te digan, nosotros te sugerimos que veas contenido audiovisual como películas o videos en Youtube para mejorar tu comprensión oral. De esta manera, también podrás ampliar tu vocabulario y aprender cómo son las conversaciones en situaciones reales.

  • ¡Empieza por conversaciones uno a uno!

    Cuando empieces a tener tus primeros contactos con el idioma alemán, es recomendable que tengas conversaciones con una sola persona, ya que estas suelen ser más fáciles, en cambio, cuando se habla en grupo tanto la comprensión como la expresión oral pueden volverse más complejas.

  • ¡Tú llevas el control!

    Al iniciar una conversación, intenta marca el ritmo de la misma. De esta forma, si hablas pausado y claro, tu interlocutor también hará lo mismo, por lo que tendrás una mejor experiencia.

  • ¡Se paciente!

    No te desanimes ni desesperes, recuerda siempre que es normal cometer errores, pero la clave del éxito se encuentra en no desistir. En cuestiones de comunicación no tienes que ser perfeccionista, porque se trata de algo que se va dando de forma natural, por eso lo mejor es dejarse llevar y si se comete una falla, estamos seguros que tu receptor no espera que hables alemán a la perfección.

  • ¡Confía en ti mismo!

    La confianza es el elemento clave para perder el miedo a hablar otro idioma. Confía en tu capacidad de aprendizaje y en el hecho de que puedes mantener una conversación con nativos de la lengua. Si quieres dominar rápido un idioma, entonces debes hablarlo aunque te equivoques.

  • ¡Todo es relativo!

    Aunque es normal que nos preocupe cómo perciben los demás nuestro nivel del idioma, lo cierto es que esa perspectiva es relativa, y en ocasiones poco tiene que ver con nuestro nivel real, ya que depende de la situación y el tipo de interlocutor con el cual hayas tenido la conversación.

 

Trucos para mejorar tu expresión oral…

En los tips que te mencionamos en el punto anterior, hay uno que queremos resaltar del resto, este es la confianza. Como te dijimos tener confianza en ti mismo es el ingrediente principal para el éxito, no sólo para mantener una conversación en otro idioma, sino en todo lo que te propongas. Aunque el método para desarrollar confianza depende de ti y tus necesidades, existen algunos trucos que pueden ayudarte a incrementar la confianza a la hora de iniciar una conversación en alemán. La ventaja de poner en práctica estos trucos es que los puedes hacer desde casa, aunque si te encuentras en Alemania, también te dejamos algunos ejercicios que te serán de mucha ayuda. Una de las maneras más sencillas y prácticas para aprender alemán rápidamente es a través de la memorización de palabras y frases que se utilicen en situaciones cotidianas. Aunque este método no tiene mayor complicación, sí es importante que en caso de que quieras llevar tu estudio de alemán al siguiente nivel, aprendas las estructuras, composición y reglas que componen a la lengua alemana. Esto porque es muy poco efectivo aprender y entender un idioma sólo a través de la memorización. Si estarás en Alemania de viaje o vivirás aquí por un corto período, entonces este recurso te será de gran ayuda, ya que contiene lo básico.

Con esta guía aprenderás a satisfacer necesidades de tipo inmediato, y a mantener conversaciones sencillas con alemanes. Aquí lo importante, es perder el miedo a poner en práctica todo lo aprendido en una interacción. Las palabras y frases que aquí te mostramos te harán “sonar bien” en el idioma alemán, y lo mejor de todo es que son oraciones que expresan mucho y se aprenden sin ninguna dificultad. Te servirán para todo tipo de situaciones, desde una conversación cara a cara o la distancia, por teléfono o videollamada.

Saludo

Los saludos pueden ser formales e informales, todo depende de la persona con quien estés hablando. Hay expresiones que no pueden ser utilizadas con personas que no conocemos, por ello, lo mejor es utilizar palabras más formales. También puede ser que el saludo esté determinado por la hora del día. Aquí te las dejamos:

 

Saludos informales

  • Hallo! – Hola
  • Hi! – Hola
  • Servus (sur de Alemania) –  Hola
  • Moin (norte de Alemania) – Hola
  • Guten Morgen – Buenos días (Hasta las 10 a.m.)
  • Guten Tag – Buenos días (Entre 10 a.m. y 5 p.m.)
  • Moin moin (sur de Alemania) – Buenos días
  • Guten Abend – Buenas tardes (A partir de las 5 p.m.)
  • Gute Nacht – Buenas noches (Antes de dormir)

Para ser amable

Ya sea que estés en un restaurante, en casa de un amigo o en el trabajo, en algún momento tendrás que ser educado y dar las gracias o decir “por favor”, aquí te dejamos las traducciones al alemán:

  • Danke – Gracias
  • Vielen Dank – Muchas gracias
  • Bitte – Por favor/de nada
  • Entschuldigung – Perdón
  • Tut mir leid – Lo siento mucho
  • Entschuldigen Sie die Störung – Disculpe usted la molestia

Pronombres personales

Los pronombres personales en nominativo son una de las primeras cosas que se deben aprender en alemán, ya que son básicos para hacer oraciones.

  • Ich – Yo
  • Du – Tú
  • er/sie/es – Él/ella/ello(neutro)
  • wir – Nosotros
  • ihr – Vosotros
  • sie/Sie – Usted/ustedes

Presentarse

Lo primero que decimos cuando nos presentamos es nuestro nombre:

  • Mein name ist – Mi nombre es
  • Ich heisse… – Me llamo…
  • Ich bin… – Yo soy

 

A esto se le contesta:

    • Ich freue mich, Sie kennen zu lernen – Encantado de conocerle
    • Es war schön Dich kennen zu lernen!- Ha sido un placer conocerte

Para preguntar el nombre del interlocutor, existen dos formas, una informal y otra formal:

      • Wie heißt Du?: ¿Cómo te llamas?
      • Wie heißen Sie?: ¿Cómo se llama usted?

Para preguntar la edad de alguien, normalmente se hace de la siguiente manera:

      • Wie alt sind Sie?: ¿Qué edad tiene?
      • Wie alt bist Du?: ¿Qué edad tienes?

Para contestar se utiliza:

      • Ich bin … Jahre alt: Tengo … años.

Si quieres decir tu nacionalidad:

Para el masculino
        • Ich bin mexikanisch: Soy mexicano
Para el femenino:
        • Ich bin Mexikanerin: Soy mexicana
        • Y para preguntar de dónde venimos se utiliza:

Woher kommst Du?: ¿De dónde vienes?

        • Aus welcher Stadt kommst Du?: ¿De qué ciudad eres?

Preguntas

Las partículas interrogativas te serán de mucha ayuda para formular preguntas que requieran información como respuesta o una respuesta abierta.

        • Was?: Qué
        • Wo?: Dónde
        • Wann?: Cuándo
        • Warum?: Por qué
        • Wie?: Cómo
        • Wie viel?: Cuánto
        • Wie lange?: Cuánto tiempo
        • Wer?: Quién
        • Wen?: A quién

Aquí te dejamos otras preguntas que te serán de ayuda para aprender más vocabulario durante tu visita en Alemania:

        • Wie heisst das?: ¿Cómo se llama esto?
        • Wie heisst das auf Deutsch?: ¿Cómo se dice esto en alemán?

O bien, para ubicarte:

        • Wo ist das?: ¿Dónde está eso?
        • Wie spät ist es?: ¿Qué hora es?
        • Wann färht der Bus?: ¿Cuándo sale el autobús?
        • Wo sind die Toiletten? ¿Dónde están los baños?

Afirmaciones y negaciones

Para contestar a preguntas cerradas, es decir, aquellas que sólo tienen dos posibles respuestas, puedes utilizar:

          • Ja: Sí
          • Ja natürlich: Sí, naturalmente
          • Ja doch!: ¡Claro que sí!
          • Okay: ok
          • Nein: No
          • Leider nicht: Por desgracia no
          • Nie: Nunca
          • No sé: Ich weiss nicht

Expresiones

Hay frases que si las dices en cualquier idioma, parecerá que hablas muy bien esa lengua. Son oraciones o palabras cortas, que te ayudan a expresar sentimientos o emociones acerca de una situación.

          • Toll!: ¡Genial!
          • Spitze!: ¡Que buena onda!
          • Schade!: ¡Qué lástima!
          • Klar!: ¡Seguro!, ¡claro!
          • Ach so!: ¡Ah, ya!, ¡ah, sí!
          • Genau: Exacto, eso es. (Se utiliza mucho en alemán en conversaciones en las que una persona cuenta algo, y la otra responde en acuerdo, en español sería algo así como: “ya… claro… sí…”)
          • Alles klar: Todo bien. Es habitual usarlo como pregunta… “Alles klar?“, “¿Todo bien?“.
          • Kein Problem: Sin problema. No te preocupes.
          • Auf keinen Fall!: ¡Ni de broma!
          • Macht nichts: No importa.
          • Gott sei Dank!: Gracias a Dios
          • Verdammt!: ¡Maldición!
          • Zum Teufel!: ¡Diablos!
          • Natürlich: Naturalmente
          • Wie schön!: ¡Qué bien!
          • Lecker!: ¡Rico!

Felicitaciones

Si estarás en Alemania en alguna temporada vacacional como navidad, año nuevo o pascua, será importante que aprendas cómo decir estas felicitaciones:

          • Frohe Weihnachten: Feliz navidad
          • Einen guten Rutsch ins neue Jahr!: Buen comienzo de año nuevo
          • Frohes neues Jahr: Feliz año nuevo
          • Frohe Ostern: Felices Pascuas
          • Frohes Erntedankfest: Feliz día de acción de gracias
          • Alles Gute zum Geburtstag: Feliz cumpleaños

Despedida

Al igual que los saludos, las despedidas también pueden ser formales e informales, la más habitual es:

          • Tschüss:Adiós

Pero en otras ocasiones tendrás que utilizar otras como:

          • Auf Wiedersehen: Hasta luego
          • Bis bald: Hasta pronto
          • Bis später: Hasta luego
          • Bis morgen: Hasta mañana

Los alemanes, a diferencia de los mexicanos, basan sus relaciones sociales en la cortesía, especialmente si estas personas son desconocidas. Al principio, deberás utilizar las fórmulas sie/Sie (usted/ustedes), a menos que haya un alto nivel de confianza con la persona, o bien, que sea menor de edad. Para los que viajan, y no conocen a nadie en Alemania, esta deberá siempre la fórmula.

Esta guía de conversación tiene el objetivo de ayudarte en tu día a día durante tu estancia en Alemania, aunque también puede ser un buen recurso si quieres aprender alemán por tu cuenta, aunque recuerda que en ese caso es mejor profundizar en cada uno de los temas para que el aprendizaje sea más sólido.

Si quieres continuar aprendiendo vocabulario te recomendamos los siguientes materiales

En México

Conversacion en Aleman Conversaciones en alemán 51xji-qagtl-_sx322_bo1204203200_  417dmerhqgl-_sx286_bo1204203200_

51khonraftl-_sx293_bo1204203200_  41oqlmbu0jl-_bo1204203200_  51i-55k1qfl-_sx360_bo1204203200_  31wl3eixe0l-_bo1204203200_  21t0rtssjl-_bo1204203200_  41wzb6gmzpl-_sx354_bo1204203200_  51fb2gqzq3l-_sx287_bo1204203200_

En Alemania

Si te gustó este artículo y quieres conocer más sobre la lengua alemana, no te olvides de registrarte en nuestro newsletter.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Las palabras más usadas en Alemán

Exámenes oficiales de alemán y material para prepararte

Tiempos verbales en alemán

Comparte este artículo: