Comparte este artículo:

Una navidad y una posada no están completas sin los tradicionales buñuelos mexicanos. Pero también me encantan en cualquier fecha del año. Son deliciosos acompañados de ponche, chocolate caliente o leche caliente. Los buñuelos son típicos desde el virreinato, cuándo todavía se llamaban “puñuelos” (porque se amasaban con los puños).

 

RECETA

Porción: 14 buñuelos
Tiempo de preparación: 60 min
Calorías: 350 calorías por buñuelo
Costo aproximado: 7 EUR – 0,5 EUR por buñuelo

 

INGREDIENTES

IngredienteEn Alemán¿Dónde lo puedo comprar?
2 tazas de harinaMehl Typ 405Supermarkt
2 HuevosEierSupermarkt
½ taza de leche enteraVollmilchSupermarkt
½ taza de mantequillaButterSupermarkt
½ sobre de Polvo de hornearBackpulverSupermarkt
½ cucharadita de salSalzSupermarkt
Aceite vegetalÖlSupermarkt
2 tazas de AzúcarZuckerSupermarkt
Canela molida al gustoZimt (gemahlen)Supermarkt

 

PREPARACIÓN

  1. Cernir la harina.
  2. Hacer una montaña de harina en una superficie amplia y limpia.
  3. Hacer un hoyo en el centro de la montaña.
  4. Agregar los huevos, la leche, la mantequilla (previamente suavizada), la sal y el polvo de hornear en el centro de la montaña.
  5. Mezclar los ingredientes poco a poco y con cuidado, incorporando la harina de alrededor. Amasar bien hasta que la masa quede suave. Se levanta y se golpea la masa varias veces.
  6. Hacer los círculos para los buñuelos:
    – Freír los círculos con el aceite hasta que estén doraditos (pero solo poco dorados, sino saben mal).Expandir la masa con un rodillo hasta que este delgadita.
    – Cortar los buñuelos con un molde. Si no tienes molde puedes usar un bowl para hacer la forma redonda. De esta forma quedan más regulares.
    – Otra forma es hacer bolitas y expandirlas con un rodillo hasta que estén delgaditas.
  7. Mezclar el azúcar con la canela en un plato extendido.
  8. Pasar los buñuelos fritos por esa mezcla.

 

A los buñuelos tradicionales mexicanos se les agrega miel de piloncillo. Si prefieren esta variante normalmente se pone ½ kilo de piloncillo, 2 barritas de canela, 3 clavos enteros y 2 tazas de agua en un sartén con teflón y se calientan hasta que haga miel. Si no tienes piloncillo puedes sustituirlo con azúcar morena. Para hacerlos un poco diferentes les puedes poner ralladura de naranja, agua de azahar o un chorrito de tu licor preferido (el más tradicional es el anís). También los puedes untar con cajeta o disfrutarlos con leche condensada.

Comparte este artículo: