Comparte este artículo:

Las entrevistas de trabajo, aquí y en China, siempre conllevan algo de estrés y muchos nervios. Algo que es normal porque nos pone a prueba y en algunas ocasiones nos empuja a salir de nuestra zona de confort. Definitivamente es el mismo caso en Alemania, tener una entrevista de trabajo con una empresa alemana o en Alemania es una prueba que nos sacaría de nuestra zona de confort, pues tenemos que vencer muchos obstáculos. Sin embargo, no es imposible y con la adecuada preparación se puede lograr con mucho éxito.

Si has recibido la noticia de que pronto tendrás que presentarte a una entrevista, ya sea presencial o virtual, lo primero que debemos decirte es ¡Felicidades! Ya has superado el primer filtro, y has logrado que la empresa se interese realmente en ti. Ahora, lo único que tienes que hacer es aprovechar la oportunidad que te han dado para “adornar” lo que tus reclutadores ya han leído en tu Curriculum Vitae y demostrar que tienes las habilidades y capacidades que el puesto requiere.

Las entrevistas en Alemania, a diferencia de México, suelen ser una mezcla de amabilidad y seriedad. Al inicio, el o los reclutadores intentarán hacerte sentir cómodo y relajado, dándote una calurosa bienvenida y ofreciéndote algo de beber. Pero una vez empezando la entrevista, te estudiarán a fondo, te analizarán y pondrán a prueba. Es por ello, que es importante ser muy sincero, pues sino lo haces, lo único que provocarás es desconfianza y falta de convencimiento entre quienes pudieron haber sido tus futuros jefes. Eso sí, existen todo tipo de entrevistas: algunas un poco más formales, algunas un poco menos, algunas muy rígidas y extremadamente difíciles, otras más relajadas. Pero la mayoría tiene mucho en común y lo mejor es prepararse para así estar listo para cualquier situación. Si te preparas podrás formular respuestas más inteligentes y razonadas. No se trata de aparentar ser perfecto, pero sí mostrar quien eres a nivel profesional de una manera más creativa, lo que a su vez te permitirá distinguirte de entre el resto de candidatos.

Recuerda ir bien vestido, formal y ser puntual. Lleva por lo menos dos juegos todos tus documentos en un folder o carpeta (“Bewerbungsmappe”) y recuerda apagar tu celular para no tener interrupciones. Si quieres saber más sobre el vocabulario que puedes necesitar para tu entrevista consulta este artículo, y revisa esta infografía para aprender más sobre cómo son las entrevistas en Alemania. En el siguiente artículo, te mostraremos las preguntas más frecuentes e importantes en una entrevista de trabajo en Alemania, así como tips para responder de la mejor manera.

Infografía preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo en Alemania

Resumen del CV, hablar sobre tí o repasar tu vida profesional

Después de la bienvenida y las introducciones, muy probablemente lo primero que te pedirán es que hables un poco sobre ti. Esto no quiere decir que tienes que platicarles todo sobre tu vida, normalmente significa que hagas un pequeño resumen con tus propias palabras de tu cv o vida profesional, desde lo que estudiaste y porqué y la experiencia profesional que has acumulado desde entonces. Recuerda que esta pregunta es para romper el hielo pero desde aquí ya estás siendo evaluado, por lo tanto, habla brevemente de tus estudios, tu trayectoria profesional, experiencias en el ámbito laboral y logros, pero concéntrate mucho en los puntos que quieres resaltar y que son importantes para el puesto al que estás aplicando. Intenta que este relato sea en orden cronológico y de manera muy clara y puntual. Después de haber descrito tu carrera profesional, menciona qué fue lo que te llevo a interesarte en el puesto. Si es posible, trata de vincular tus cualidades, habilidades y logros con los requerimientos del puesto. Al ser extranjero también será interesante para tu interlocutor saber cuáles son las razones que te han llevado a Alemania, siempre y cuando no se trate de algo muy personal, si lo es, trata de explicarlo de una manera general. Te recomendamos que para este punto no hables alrededor de 5 a 10 minutos.

¿Cuáles son sus fortalezas y tus debilidades?

En la mayoría de las entrevistas en Alemania te van a preguntar por tus fortalezas y debilidades, de alguna u otra manera. No olvides que tu respuesta debe estar enfocada en el área profesional y no personal. Dentro de tus puntos fuertes trata de buscar y resaltar aquellos aspectos que te diferencien de los demás candidatos. Te recomendamos que hagas una lista con tus fortalezas, y una vez que hayas terminado repásala nuevamente, pero esta vez piensa en alguna situación en la que cada una de esas habilidades o capacidades hayan estado a prueba. Si puedes encontrar algunas que crees que en verdad pueden resaltar en el puesto de trabajo al que estás aplicando, elígelas sobre otras que no son tan relevantes. Ten mucho cuidado en que estos puntos sean verdaderos, ya que no importa que tan ensayado esté tu discurso, los reclutadores siempre pueden contactar a tu antigua empresa o jefe y corroborar los datos. Además, es posible que tengas otras pruebas teóricas y prácticas en las que tengas que demostrar esas fortalezas.

En cuanto a las debilidades también deberás de ser cuidadoso. Deberías de ser sincero en cuanto a mostrar las debilidades, pero tratar de mostrar alguna que será una completa decepción. Por lo mismo lo mejor es encontrar una debilidad tuya qué se pueda cambiar o mejorar a partir de cursos, capacitación y que no sean vitales para el puesto. Así mismo, reflexiona qué herramientas o cambios puedes implementar para mejorar esos aspectos. Evita mencionar como punto débil el perfeccionismo, ya que es una respuesta muy común y por consecuencia poco creíble (aunque puede ser cierta), por lo que mejor enfócate en otros puntos. Como mexicanos nuestra debilidad “ideal” (a menos que el puesto requiera de excelente nivel de alemán) es decir que el alemán no es nuestro idioma materno. Menciona que a pesar de que no lo sea sigues aprendiendo y practicando constantemente, y que sería excelente poder tener un curso de alemán si lo tiene la empresa en la que puedas llevar tus conocimientos todavía a un mejor nivel.

¿Dónde se ve usted en 3, 5 y/o 10 años?

Esta pregunta es una buena oportunidad para demostrar tu motivación y entusiasmo en tu campo de trabajo, así cómo tu seriedad para permanecer en la empresa. Al reclutador le interesará saber cuáles son tus aspiraciones, metas profesionales y tus sueños, pero en el aspecto laboral. Es importante que menciones qué es lo más importante para ti dentro de tu carrera, así cómo la manera en que te gustaría que evolucionara tu puesto dentro de la empresa, por ejemplo, puedes mencionar que te gustaría adquirir mayores responsabilidades o funciones. Puedes aprovechar para resaltar valores como tu deseo de aprender y de mejorar, así como tu visión a futuro.

Lo que debes evitar es cualquier aspecto que pueda interpretarse como que no te ves permanentemente en la empresa o en Alemania. No digas mentiras, pero trata de evitar estos temas si sólo piensas que este puesto o tu estadía en Alemania será temporal. Ya que las empresas están buscando gente comprometida que permanezca un largo tiempo en su empresa, y por lo tanto de retorno a su inversión de contratación.

¿Por qué desea cambiar su puesto de trabajo/de empresa?

En esta pregunta los reclutadores buscan ver las motivaciones que tienes para cambiarte de empleo, pero también posibles problemas que puedas tener o saber si eres una persona difícil que se cambia constantemente de trabajo. No quieren vivir la misma situación contigo poco tiempo después de que te contraten. ¡Nunca critiques a tu antiguo empleo o jefes! Es importante que evites mencionar cualquier malentendido o problema que haya surgido con puestos de trabajo pasados. Si esta pregunta te resulta muy incómoda porque en realidad tuviste algún problema, guarda la calma y recuerda que una de las cosas más importantes y que más debes cuidar es el cómo reaccionas. Lo mejor que puedes hacer, en cualquier caso, es ser muy diplomático. Una buena respuesta podría ser que quieres buscar nuevos retos profesionales en el extranjero, o bien, que tu desarrollo profesional en tu antigua empresa había llegado a su punto límite, por lo que deseas ganar experiencia en otras empresas a nivel internacional. De nuevo intenta ser sincero pero reformular los problemas como obstáculos y mejor resaltar las ventajas del nuevo puesto y cómo se adaptan mejor a tus fortalezas, a tu perfil y a tus planes profesionales.

¿Cómo era su relación con sus antiguos jefes y compañeros?

Como te mencionábamos en el punto anterior, hablar mal sobre tus antiguos jefes y compañeros no te llevará a nada bueno. En Alemania, hablar mal de los demás da una mala imagen y es una señal negativa. Reflexiona sobre las cualidades de tus ex-compañeros de trabajo y resalta la forma en que aprendiste de ellos o ayudaron a mejorar tu experiencia laboral. Si crees conveniente o necesario mencionar alguna situación en la que hayas tenido algún problema con tus compañeros, hazlo de una manera diplomática y neutral. También será necesario que menciones la manera en que se resolvió el conflicto, así como lo que aprendiste de la situación, para que la experiencia se convierta en un punto a tu favor. Una de las ventajas que más valoran los alemanes es la capacidad de trabajar en equipo, por lo que debes de resaltar esta cualidad. Puedes hacerlo poniendo ejemplos concretos de situaciones en las que hubo triunfos como equipo o en las que se te aclamó por tu trabajo con tus jefes o compañeros. Si no te resulta fácil esta forma de trabajo, tendrás que esforzarte y buscar formas de desarrollar esta cualidad. Mientras tanto en la entrevista de trabajo en lugar de concentrarte en los problemas, describe como has resuelto los conflictos que has tenido.

¿Qué puede decirnos sobre nuestra empresa?

Estudia la empresa lo más que puedas. Puedes empezar por hacer una búsqueda en internet sobre su misión, filosofía, valores, campo de trabajo, clientes, áreas en las que se divide y si es posible, proyectos que haya realizado. Haciendo esta evaluación también te puedes dar una idea de cómo será trabajar ahí, y también identificar si te identificas o no con su filosofía y objetivos. También trata de preguntar a tus conocidos sobre esta empresa y lo que conocen sobre ella.Si conoces a alguien en la empresa, sería valioso que hablaras con el o ella, para que te mencione cómo es trabajar ahí y saber qué es lo que podrían esperar de ti. Puedes aprovechar esta pregunta para resaltar tu interés por trabajar en la empresa, pues tienes la oportunidad de hacer una pequeña comparación entre tus objetivos, creencias y valores con los de la compañía.

¿Por qué cree usted que es el mejor candidato para este puesto?

Esta es una de las preguntas que los reclutadores más aman, porque es el resumen del resto de la entrevista. Debes saber que hasta este punto la empresa sabrá el por qué tienes posibilidades reales de ocupar el puesto, pero ahora ellos querrán escuchar tus ganas reales de estar en la empresa y el sentido de compromiso que tendrás si te aceptan. Trata de resaltar de nuevo los puntos clave que cuentas y que se pidieron en la oferta de trabajo. Menciona los puntos que te separan de todos los demás y trata de mencionar cosas que ellos estén buscando y que tiene tu perfil.

¿Cuáles son sus expectativas económicas?

A diferencia de México, en Alemania, se toman muy en serio esta pregunta, por lo que deberás decir sinceramente cuál es el salario que te gustaría recibir. Normalmente, no dices el salario mensual, sino el salario anual bruto, esto quiere decir que será la cantidad que recibirás antes de deducir impuestos. Haz bien tus cuentas antes de decir cualquier cantidad y trata de dar un rango. También conviene que investigues cuál es el salario que comúnmente reciben las profesionistas que desarrollan un trabajo igual o similar al tuyo, en el estado al que estás aplicando (ya que los salarios varían mucho dependiendo del puesto, experiencia y el estado o provincia de Alemania). Posiblemente, exista un período de prueba antes de quedarte permanentemente en la empresa, lo que significa que el salario puede menor durante los primeros meses, y después irá aumentando.

¿Tienes alguna pregunta?

Sin duda tu respuesta debe ser ¡sí!. En Alemania, el hecho de hacer preguntas es una muestra de interés y sobretodo de iniciativa propia. Además, esta respuesta será esperada por cualquier reclutador alemán. Puedes hacer preguntas sobre tu futuro equipo de trabajo, los proyectos que tendrías a tu cargo, la forma de evaluación de tu desempeño, a quién o quiénes tendrías que reportar tu trabajo, sobre las actividades del día a día, sobre la capacitación inicial ,etc. Cualquier pregunta con respecto al puesto que se te venga a la mente será un signo de positivismo para tu entrevistador. El pedir retroalimentación de cómo lo hiciste en tu entrevista y qué puedes mejorar también es una buena opción, ya que además te ayudará con futuras entrevistas.

Ahora que ya sabes cuáles son las respuestas, o mejor dicho, cómo responder a las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo en alemán, no te olvides de prepararte lo más que puedas. El asegurarte de que tienes todo bajo control, evitará que tengas sorpresas de último minuto. Formula algunas frases y repítelas, de este modo, si te ganan los nervios, podrás controlar la presión y aparentar que todo está en orden.

Cuando se va a tener una entrevista en un idioma que no es nuestra lengua materna, lo más probable es que los nervios se incrementen. Te recomendamos que respires profundo y que hables pausadamente sin acelararte para que te puedan comprender mejor. Así mismo si no entiendes alguna pregunta no dudes en preguntar y pedir que te repitan lo que sea necesario. Recuerda que tus evaluadores están consientes que eres extranjero, y a menos de que este estipulado, no esperan que hables el alemán a la perfección.

Esperamos que esta pequeña guía te sea de gran ayuda y te dé las pautas principales para empezar tu preparación. No te olvides de ensayar y ensayar 😉

¡Mucha suerte!

Otros artículos que te pueden interesar:

La entrevista de trabajo en Alemania

Solicitud de trabajo en Alemania

Comparte este artículo: