Comparte este artículo:

Día del padre en Alemania

El día del padre en Alemania es una celebración dedicada a los padres de familia, como muestra de gratitud por su cariño, cuidados, educación y dedicación.

En Alemania, esta festividad se celebra el Día de la Ascensión de Jesús (Christi Himmelfahrt), 40 días después de la fiesta de Pascua. Este día en Alemania es considerado fiesta nacional, desde 1936.

Aunque este 2017 el día del padre en Alemania se celebró el pasado 25 de mayo, en México lo celebraremos este 18 de junio, por lo que te traemos un poco de historia y datos curiosos sobre esta tradición alemana. Te darás cuenta que la celebración es un poco diferente a como es en México:

Un poco de historia…

¿Por qué se celebra el mismo día que el día de Ascensión? Se dice que la festividad tiene sus orígenes en la Edad Media, en un principio inició como una procesión religiosa en honor a “Gott den Vater”, en español “Dios el Padre”, en el día de la Ascensión, porque era el momento en que Jesús se reunía con Dios, su padre, en los cielos.Más adelante, en el siglo XVII se convirtió en un día para celebrar a los padres en familia, misma que se extendió a nivel nacional.

En el siglo XIX, el Día del Padre, se convirtió en el “Día de los hombres” (Männertag o Herrentag), en el que los padres descansaban toda la mañana, disfrutaban de un delicioso almuerzo preparado por sus esposas y se preparaban para subir hasta la plaza central en carretas adornadas con flores y jaladas por el pueblo; una vez ahí se elegía a un representante para recibir un reconocimiento por su labor como progenitor.

Para estas fechas la celebración había perdido todo carácter religioso, especialmente en las grandes ciudades, donde el alcohol era un factor elemental de la festividad.  

En la actualidad, el Día del Padre se ha vuelto una fiesta en la que se aprovecha para beber en exceso, sin embargo, aún existen dos maneras de celebrarlo como un día para beber e irse de fiesta o como un día para estar con la familia y consentir a los papás.

De igual manera, se sigue celebrando en el Día de la Ascensión, que normalmente se conmemora un jueves, por eso, muchos alemanes se toman el siguiente viernes para tener un fin de semana largo o “puente” como decimos en México.

 

¿Día para beber o Día del Padre?

En otros países, como en México, el Día del padre suele ser muy simple, llevas a comer a tu papá a algún restaurante, le das regalos, le sirves el desayuno en la cama, le ayudas con las labores de la casa, entre otras cosas que demuestren tu gratitud y cariño. Sin embargo, en Alemania la celebración se sale un poco de control, ya que es el único día en el que los padres pueden liberarse de sus funciones parentales y responsabilidades.

¿Cómo? ¡Bebiendo hasta no más poder! Es común, que en este día se vean grupos de padres con enormes vagones llenos de cerveza y salchichas, algunos otros incluso hacen barbacoas, para emprender su camino hacia los parques o campos.

Una vez en su destino, se disponen a beber y comer, sin las presiones familiares, haciendo honor a la frase “el alcohol es malo, por eso hay que acabar con él”,  y de esta forma terminar con una terrible resaca al día siguiente.

En este día a los hombres se les permite hacer lo que quieran, incluso, muchos de ellos, deciden quitarse su ropa y vestir trajes de baño “a la antigua” para desfilar por los parques de esta manera.

Algunos hombres prefieren ir de taberna en taberna, en vez de hacer largas caminatas o paseos en bicicleta para llegar a los parques.

Realmente no importa, cual de las dos opciones se escojan, mientras el propósito sea beber hasta perder la razón. Aunque, como en todo,  esto no aplica para todos, hay hombres que prefieren pasar el día con sus amigos, con cerveza claro, pero sin perder el control.

 Maneras de celebrar el Männertag

Si eres papá (o aunque no lo seas) y quieres celebrar este día al estilo alemán (siempre y cuando te encuentres en este país), aquí te dejamos algunas de las opciones que puedes elegir para festejar el Día del padre y de la Ascensión en grande:

  • Si te gusta festejar junto con muchas personas, asistir a un festival es la mejor forma de celebrar. Aquí podrás disfrutar de comida y bebidas tradicionales alemanas. Por ejemplo, en Berlín se celebra el festival de flores Biesdorfer, que aunque suena femenino, no lo es.
  • Haz un tour a diferentes Pubs/Tabernas.
  • Visita biergartens, para beber y comer en una atmósfera al estilo Oktoberfest.
  • Realiza una excursión en bicicleta o a pie, llevando un vagón (Bollerwagen) lleno de cerveza y salchichas.
  • o ¿por qué no hacerlo en bote? Pueden rentar uno y llevar la fiesta por alguno de los bonitos lagos alemanes. Esto también es conocido como “Grillboot”.
  • Reúnete con algún grupo de alemanes en algún parque para hacer una parrillada, beber cerveza o aguardiente y realizar juegos típicos alemanes.
  • Ve a pescar, aunque ten en cuenta que es necesario tener permiso para hacerlo, mientras tengas tus credenciales no habrá ningún problema.

Las estadísticas hablan…

El Día del Padre es caracterizado por el alto consumo de alcohol, además es el día en el que más peleas hay. De acuerdo a la Oficina Federal de Estadísticas, el número de accidentes de tránsito es tres veces más alto que el resto del año.

Incluso este día también es conocido como “el día de los accidentes”. Algunas ciudades han tratado de cambiar las bebidas alcohólicas por bebidas no alcohólicas, pero no han logrado ningún éxito.

Al parecer, lo que hace a este día una tradición es el hecho deber sin control, por lo que también es responsabilidad de cada hombre poner un límite y cuidar de sí mismo. Es importante también cumplir con las leyes, ser respetuoso con las autoridades y no cometer actos imprudentes, para no tener que pagar por ellos el resto del año.

Los padres en la actualidad

Hace 100 años, los padres eran la figura de autoridad máxima en la familia, eran quienes se hacían cargo económicamente del hogar y en muchas ocasiones se mostraban distantes de sus hijos, dejándoles esa labor a las madres.

Hoy en día, los hombres en Alemania se encuentran más involucrados en la familia, e incluso también se hacen cargos de las labores del hogar, que antes pertenecían exclusivamente a las mujeres. En algunos casos, los papeles se han intercambiado y mientras las madres trabajan los padres se hacen cargo de los niños y del hogar.

Incluso, en el 2004, Alemania cambió sus leyes de adopción, y ha extendido este derecho a las parejas del mismo sexo, por lo que desde entonces el concepto de “familia” también se ha modificado, siendo común ahora encontrarse con familias de dos padres o dos madres.

El Día del Padre, es sin duda, una celebración fuera de lo común, pero al parecer muy alegre y llena de cerveza. Si decides celebrar el Männertag, te recomendamos que lo hagas de manera cuidadosa y responsable para evitar accidentes o futuros problemas con las autoridades alemanas.

Recuerda, que también existe una manera tranquila de celebrarlo, que es como normalmente se lleva a cabo en México, en compañía de los hijos y la familia, pasando el día juntos en un día de campo o haciendo una parrillada en el jardín de la casa.

Cualquiera de las formas en la que decidas celebrarlo, no olvides la esencia de este día, en el que se agradece a los padres por toda su entrega y cariño.

¡Alles liebe zum Vatertag!

 

Comparte este artículo: