Comparte este artículo:

Alemania ha sido y es uno de los países con mayor influencia en el continente europeo y en el mundo, ya que tan sólo su historia ha impactado a la humanidad de manera radical. Su historia es compleja y extensa, por lo que descubrir todos los secretos que en ella se encuentran nos llevaría años de estudio. Pero en este post queremos compartirte algunas de los eventos más importantes que han marcado la historia del país germano y del mundo.  Alemania no se formó de la noche a la mañana, el país se ha forjado a través de inmigraciones, invasiones y conquistas, guerras, unificaciones, tratados, y mucho más…para que sea lo que hoy en día conocemos como Alemania. Por eso te compartimos en este artículo un resumen de la historia de Alemania: desde sus orígenes, el imperio romano, la edad media, la confederación germánica, la unificación alemana, la primera y segunda guerra mundial, la guerra fría, la reunificación europea, y Alemania junto con la unión europea. ¡Disfruta este viaje por el tiempo!

historia de Alemania puerta Brandenburgo

 

Los Orígenes

Gracias a los científicos sabemos que en los principios de la historia hace 400,000 años, vivió una forma derivada del Homo Sapiens cerca de la ciudad actual de Heidelberg. Ya que se piensa que radicaban en esta área se le llama el “Hombre de Heidelberg”, que era una especie más avanzada que su antecesor. En ese entonces, los grupos de nómadas que se dedicaban a la caza y a la recolección.

También sabemos de la época del hombre del Neanderthal gracias a los restos que se encontraron cerca de Düsseldorf. Estos grupos vivieron ahí hace aproximadamente 100,000 años. Un tiempo más adelante, en el 40,000 a.C., se sabe que existió el “Hombre de Cro-Magnon”, una especie del Homo Sapiens-Sapiens más parecida al hombre actual. Los pueblos cazadores se encontraron con los pueblos agrícolas del suroeste de Asia, con quienes se mezclaron y convivieron por un tiempo. Más adelante, en el año 2,300 a.C. llegaron nuevos grupos de inmigrantes sobretodo del sur de Rusia, y se instalaron en el centro y norte de Alemania. Más adelante, del 1,800 al 400 a.C. las tribus alemanas absorbieron gran parte de la cultura de los pueblos celta, los cuales desaparecieron en años posteriores.

 

El Imperio Romano

Alrededor del año 800 d.C. CarloMagno creó un gran imperio que ocupaba los territorios de Alemania y Francia, sin embargo, después de su muerte la región sufrió un gran malestar social. Fue hasta el año 936 que Otón I consolida el imperio nuevamente.
CarloMagno fue el único soberano que pudo unificar lo que hoy en día es Alemania, Francia e Italia. El imperio sólo duró 40 años, el cual es dividido por el Tratado de Verdún. Durante los siguientes 80 años, Alemania es dividida en cinco ducados (Sajonia, Bavaria, Franconia, Lorena y Suabia) dirigidos por el rey Luis “El Germánico”.

 

Edad Media

Uno de los personajes más influyentes de este período de la historia es Martín Lutero. Gracias a su traducción de la Biblia hace un aporte importante al desarrollo del idioma alemán, además que crea una impresionante fractura en el mundo cristiano.
Con su reforma protestante, no sólo cambia la historia religiosa y el pensamiento teológico, sino que también modifica el rostro de Europa, gracias a los elementos sociales y políticos que la reforma contiene. El nuevo pensamiento religioso que él defendió fue la piedra angular de los pensadores de la época moderna, como Hegel y Kierkegaard.
La Iglesia luterana fue reconocida como la nueva confesión sancionada a partir de 1530 en muchos estados alemanes. Como consecuencia de este conflicto religioso, surge la llamada “Guerra de treinta años”, que devastó el territorio alemán, provocando que la población se redujera en un 30%. Es hasta 1648 que la guerra termina, pero el territorio es dividido en numerosos principados.

 

Confederación Germánica

Cuando el último monarca del Sacro Imperio Romano Germánico abdicó, se inició una búsqueda por crear un Estado nacional alemán unificado. Dentro de los asuntos a discutir se encontraba si se debía crear una gran Alemania conformada por todos los territorios o una pequeña Alemania integrada sólo por algunos estados; además a esta disyuntiva se le sumaba el reparto del poder entre el pueblo y la corona.
En marzo de 1848, la Revolución estalla en Alemania, lo que convierte a Alemania en un estado nacional e institucional. Al instalarse el primer Parlamento en Frankfurt se estableció que no sería posible establecer un Estado nacional que incluyera a Austria, con lo cual se decide por la “pequeña Alemania”, en la forma de un imperio bajo el dominio del Reino de Prusia.

 

Unificación Alemana

En 1871 es el inicio de Alemania como país con la institución del Imperio Alemán. Tras la victoria de Prusia en la Guerra Franco-Prusiana, se consigue la unificación de los diferentes estados alemanes, excluyendo a Austria.
De esta manera Prusia se convierte en Alemania bajo el régimen del canciller Otto von Bismarck, uno de los estadistas más importantes del siglo XIX. A partir de entonces se inicia un período de gran desarrollo nacional en los ámbitos de economía, política y milicia. Desde entonces, Alemania es considerada junto con el Reino Unido, una de las principales potencias del mundo.

 

Primera Guerra Mundial

El 1 de agosto de 1914 estalla la Primera Guerra Mundial donde Alemania se lanza al combate en apoyo a su aliado el Imperio Austrohúngaro. Las grandes potencia se aliaron en dos bandos: por un lado, los Aliados de la Triple Entente, y, por otro, las Potencias de la Alianza Central.
El conflicto comenzó con la invasión de Francia por el Imperio Alemán, Bélgica y Holanda, seguida de la invasión de Serbia por el imperio Austrohúngaro, y el ataque de Rusia contra Alemania.
Al final de la guerra Francia, el Reino Unido y el Imperio Ruso, fueron derrotados militar y políticamente, a tal grado de desaparecer. El Imperio alemán, entonces se adjuntó los territorios derrotados de Francia, Gran Bretaña, España, y Portugal.

 

Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial es el capítulo más oscuro de la historia alemana. El 01 de septiembre de 1939 Alemania inicia la Segunda Guerra Mundial al invadir territorio polaco. El gobierno de Hitler tenía como meta la adquisición de un gran imperio, para alcanzar la hegemonía de Alemania. Sin embargo, esta guerra no sólo fue de carácter político-económico, sino que también sirvió para aplicar fuertes leyes racistas.
Durante esta guerra se hizo la peor masacre de la historia, no solamente se asesinaron a más de 6 millones de judíos, gitanos, rusos, serbios, polacos y otras etnias, sino que también se crearon campos de concentración donde se torturaban y explotaban a personas pertenecientes a estos grupos.
También, dentro de Alemania se llevaron a cabo varias luchas internas para detener a Hitler ya que muchos se encontraban en desacuerdo con sus ideas, además se daban cuenta de que lo que quería lograr era imposible.
El ingreso de los Estados Unidos a la guerra acabó por derrotar a Alemania quien firmó su rendición el 08 de mayo de 1945. Es entonces que en que en la conferencia de Postdam se vuelve a definir el mapa político de Europa y las zonas de ocupación de Alemania y Austria.

 

La Guerra Fría

En la Conferencia de Postdam, los aliados dividieron Alemania en cuatro zonas de ocupación militar: Francia al suroeste, Gran Bretaña al noroeste, Estados Unidos al sur y la Unión Soviética al este.
La ocupación de los aliados tuvo como ícono el Muro de Berlín, el cual perduró más de 40 años. Sin embargo, a partir de 1950 logra una impresionante recuperación internacional, lo que la convierte en la tercera potencia económica a nivel mundial, superando a la Unión Soviética, a Gran Bretaña y Francia.

 

El Muro de Berlín

Las diferencias entre los aliados y los comunistas eran tan grandes que incluso se llegaron a tener dos monedas, dos ideales políticos y finalmente dos Alemanias. En 1949, Alemania se divide en República Federal Alemana (RFA) y en la República Democrática Alemana (RDA).
La pobre economía soviética y la creciente economía de Berlín, trajo consigo que muchos pobladores de Alemania Oriental quisieran pasarse al otro lado, lo que provocó que la noche del 12 de agosto de 1961, se levantara un muro provisional y sólo se dejaran abiertos 12 puntos de control. Con el paso del tiempo se construyó un muro de ladrillo y se puso un alambrada para que los pobladores de Alemania Oriental no pudieran pasar al otro lado. Entre 1961 y 1989 miles de personas intentaron cruzar a Alemania occidental, sin embargo, muchas fueron detenidas y muchas otras murieron en el intento.
Hasta el 09 de noviembre de 1989 miles de personas se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado, sin que nadie pudiera detenerlos, de forma que se produjo un éxodo masivo.

historia de Alemania Bandera

 

La Reunificación Alemana

Después de la caída del Muro de Berlín tuvieron que pasar 11 meses para que se estableciera la Reunificación de Alemania. Con esto Alemania Occidental y Oriental se unen formando un sólo país, teniendo como capital Berlín.
El 03 de octubre se firma el tratado de Reunificación, se autorizó la adhesión de la RDA a la RFA.

Alemania y la Unión Europea

Alemania es considerado un estado fundador de la Unión Europa, ya que desempeñó un papel fundamental en su construcción. En 2001, se da paso a uno de los cambios económicos más importantes de la región, al establecer el euro como la moneda común de la Unión Europea.

Como puedes ver la historia alemana es muy compleja y extensa, sin embargo, aquí tratamos de resaltar los puntos más importantes y sobretodo retomar aquellos acontecimientos que de alguna manera han impactado no sólo a Alemania, sino también al mundo entero. Esperamos que este breve recorrido te haya gustado y que hayas aprendido algo nuevo de este hermoso país.
Si quieres seguir leyendo sobre temas relacionados con Alemania, te invitamos a registrarte a nuestro newsletter donde semanalmente podrás leer un artículo nuevo.

Otros artículos que te pueden interesar:

Infografía: Introducción a Alemania

 

Comparte este artículo: