Comparte este artículo:

Maultaschen es un platillo típico de Schwabenland o Suabia como se conoce en español, la cual se encuentra en el estado de Baden-Württemberg. En este artículo te presentamos la receta de este delicioso plato, así que ¡no dejes de leer!

Aunque existen varias historias sobre cómo surgió este platillo, la más conocida hace referencia a la Edad Media. Se dice que estos “raviolis gigantes” fueron inventados en el monasterio de Maulbronn. Como en la época de Cuaresma no era posible comer carne, uno de los monjes del monasterio escondió carne molida en una bolsitas hechas a base de harina, y las terminó de rellenar con verduras, con lo cual se escondería el color de la carne. Esto ayudaría a que los monjes pudieran sobrevivir en esta época cuando aún era invierno, es por ello que también se conocen como Herrgottsbscheißerle o “engaño al Señor” en español. Probablemente, también de esta leyenda provenga el nombre de este platillo: Maul-monasterio y Taschen-Bolsas.

Hoy en día, existen una infinidad de variantes de los Maultaschen, tanto en su relleno como en la forma de servirlos. Aunque las formas más comunes de servirlos es en caldo, con huevo (un poco al estilo de tortilla española) o a la plancha.

Receta

Ingredientes

Masa

  • 400 grs. de harina
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 4 huevos

Relleno

  • 50 gramos de tocino
  • 2 cebollas picadas en cubitos
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 350 gramos de carne de cerdo molida
  • 250 gramos de espinaca
  • 2 cucharadas de pan molido
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • ½ cucharadita de nuez moscada recién molida
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta
  • 1 clara de huevo
  • 2 litros de caldo

Preparación

  1. Forma una masa con la harina y los huevos. Añade sal al gusto. Déjala reposar en un recipiente y cúbrela durante 30 minutos.
  2. Pica el tocino en pequeños cubos y deja que la grasa se derrita en un sartén. Agrega las cebollas y el diente de ajo picado. Sofríe estos ingredientes. Añade la espinaca cocida y picada.
  3. Junta la mezcla con la carne molida, el pan molido y el perejil. Sazona bien con sal, pimienta y nuez moscada.
  4. Divide la masa en dos porciones y estira la masa con el rodillo hasta obtener dos capas delgadas, de unos 2 o tres milímetros de grosor.
  5. Sobre una de las mitades, pon montoncitos del relleno de carne. Cubre los montoncitos con la segunda mitad de la masa delgada y forma las bolsitas, puedes presionar con los dedos y utilizar la clara de huevo para pegar.
  6. Corta las bolsitas con una ruedita para cortar ravioles y vuelve a apretar bien los bordes para que no se abran.
  7. Echa las Maultaschen en el caldo hirviendo y baja el fuego. Déjalas cocer durante unos 10 minutos. Pásalas luego por agua fría para que no se peguen. Si lo prefieres también las puedes freír en un sartén con cebolla y huevo.

Actualmente, los Maultaschen también se pueden encontrar ya hechos en los supermercados o mercados de Alemania, sin embargo, no hay nada mejor que sean caseros. Además, esta es una receta sencilla que sólo requiere un poco de tiempo y dedicación. Es ideal para preparar en época de Cuaresma o en las vacaciones.

Si quieres conocer más recetas alemanas que puedas preparar desde México, no dejes de seguirnos en redes sociales y registrarte en nuestro newsletter.

Otros artículos que te pueden interesar:

Recetas de Pascua

Receta Wurstsalat

Receta Sauerkraut

Comparte este artículo: