Comparte este artículo:

Alemania sin duda es bien conocida por su cerveza y su variedad de salchichas. Las salchichas alemanas están hechas principalmente a base de carne picada que puede ser de cerdo o ternera y que se envasan en tripas naturales.

Bratwurst es un concepto que abarca un gran número de salchichas alemanas. En realidad, existen dos tipos diferentes de salchichas, la Brühwurst que es una salchicha escaldada y la Bratwurst que es una salchicha que se come frita o asada, de hecho, la palabra se deriva del verbo “braten” que significa freír o asar a la parrilla. Generalmente, de estos dos tipos de salchichas se desprenden un sin número de estilos y variantes, dependiendo de cada región.

Tradicionalmente, la Bratwurst tiene una forma alargada, está hecha de carne picada de cerdo ya sea grueso o fino, y se encuentra envasada en una tripa natural muy fina. Las especias más comunes que se utilizan en la elaboración de la Bratwurst es la nuez moscada, la pimienta y el jengibre.

Comúnmente las salchichas se acompañan de papas, pan (Brötchen), mostaza, salsa de rábanos picantes y salsa de tomate, aunque claro esto depende de la región, lo que si no puede faltar es un tarro de cerveza, más si te encuentras en el Oktoberfest.

En la siguiente infografía podrás conocer más acerca de las salchichas alemanas.

Por ahora, te dejamos esta deliciosa receta de bratwurst:

Receta

Ingredientes

  • 700g de carne de cerdo magra (ligeramente congelada)
  • 300g de tocino fresco
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 cucharadita de semillas de mostaza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharada de orégano
  • 1/2 cucharadita de cilantro triturado
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharada de laurel picado
  • 1 huevo
  • 100cc de leche congelada en cubitos

Preparación

  1. Pasa la carne ligeramente congelada, el tocino y los cubitos de leche por la licuadora o procesadora de alimentos.
  2. Añade los condimentos, el huevo y al final la sal, de lo contrario se endurecerá la grasa.
  3. Pasa otra vez todo por la licuadora o procesadora.
  4. Amasa la mezcla con las manos para que se integren bien todos los ingredientes.
  5. Coloca en la tripa la mezcla y ve apretando suavemente hasta rellenar completamente la tripa.
  6. Cierra la tripa dando vueltas a la salchicha como si fuera un caramelo o cerrar con hilo de cocina.
  7. Ahora la puedes freír o asar. Si no las quieres comer el mismo día, lo mejor será que las congeles.

 

La Bratwurst es un platillo fundamental dentro de la dieta de los alemanes, si ya has vivido en Alemania o has visitado este país no nos dejarás mentir. Esta mezcla de carne picada con especias, forman platos únicos que conquistan los paladares de locales y extranjeros.

Si viajas a Alemania es casi una obligación probar alguna de las tantas variantes de las salchichas alemanas, sin embargo, si no puedes esperar a probar una en este país, puedes hacerlas tu mismo, aunque tendrás que tener paciencia y seguir paso a paso la receta para que quede similar a las auténticas salchichas alemanas.

Esperamos que esta receta te haya encantado tanto como a nosotros, y no te olvides de comentarnos al final de este artículo, tu experiencia con esta receta.

Recuerda que si quieres conocer más platillos y recetas alemanas puedes registrarte en nuestro newsletter o seguirnos en nuestras redes sociales.

Comparte este artículo: