Comparte este artículo:

El Zwiebelkuchen es un platillo comúnmente usado como aperitivo en las comidas alemanas. Se trata de un pastel de cebolla, cuyo ingrediente principal es precisamente la cebolla picada, aunque generalmente se combina con otro ingrediente como el tocino o jamón.

Este platillo es típico del sur de Alemania, más que un pastel es una especie de “tarta” muy parecido al quiché, incluso se prepara de la misma manera. Es común que este aperitivo se sirva entre los meses de septiembre y octubre, un manjar ideal para las tardes frías del otoño, que se puede degustar acompañado de una copa de vino blanco. Sin embargo, no es regla que se deba comer en esos meses, también se puede hacer para la temporada de calor, en este caso te recomendamos que lo comas frío.

Si tu fuerte no es la cocina, aunque es probable que puedas encontrar esta delicia en los restaurantes típicos alemanes, nosotros te invitamos a que te des una vuelta por los festivales de la cosecha del vino (Weinfeste), donde seguro encontrarás el Zwiebelkuchen.

Aunque existen muchas recetas de este platillo las cuales varían dependiendo de la región, nosotros te dejamos esta receta de Zwiebelkuchen que nos encanta:

Receta

Ingredientes

Masa

  • 200 gr de harina
  • ½ de levadura
  • 1 cucharada de azúcar
  • 100 ml de agua (al tiempo)
  • 40 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • Harina
  • Mantequilla para engrasar los moldes

Relleno

  • 1 kg de cebolla
  • 100 gr de jamón o tocino
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 200 gr de mezcla de queso fresco y nata
  • 2 o 3 huevos
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 Cucharada de comino

Preparación

  1. Pon la levadura en una taza caliente y mezcla con el agua. Poco a poco añade un poco de harina y azúcar y bátelo. Deja reposar la mezcla unos 15 minutos.
  2. Añade el resto de harina, el huevo y la mantequilla. Una vez que bates la masa, déjala reposar durante 45 minutos.
  3. Para hacer el relleno: Pela y pica las cebollas en pedazos muy pequeños. Corta el jamón o tocino y fríelo en la sartén. Una vez listo, resérvalo.
  4. Pocha la cebolla para que quede transparente y suave. Después, mezcla la cebolla con el jamón o tocino, el queso y la nata. Salpimiéntalos y añade el comino. Añade el huevo y mezcla todo.
  5. Enciende el horno. Mientras tanto, unta con mantequilla los moldes para pastel. Coloca la masa en el molde y después añade el relleno.
  6. Mete el pastel al horno durante unos 45 minutos aproximadamente, cuidando que no se queme.
  7. Una vez listo, te recomendamos que lo acompañes con una copa de vino blanco.

 

El Zwiebelkuchen es un platillo que sin duda te encantará, ya sea como aperitivo, platillo principal o merienda, esta tarta es ideal para una tarde de verano u otoño, siempre y cuando esté acompañado de una copa de vino blanco o una cerveza.

Su preparación hace que estos pasteles sean muy parecidos al quiché o al flammkuchen, típico de Alsacia, sin embargo, este suele ser más suave y esponjoso.

Si quieres conocer más recetas típicas de Alemania, te invitamos a registrarte en nuestro newsletter o seguirnos en redes sociales.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Leipziger Lerche

Pastel Selva Negra

 

 

Comparte este artículo: