Comparte este artículo:

Los sopes son uno de los antojitos típicos más populares de México. Dependiendo de la región en la que nos encontremos, los sopes tienen distintos nombres, por ejemplo, picaditas, pellizcadas, huaraches (aunque estos suelen ser más grandes y ovalados) o picadas. Los sopes son unas tortillas gruesas de maíz, que se distinguen del resto precisamente por estar “pellizcadas” de las orillas. Este platillo puede ir acompañado de cualquier cosa que se te ocurra, sin embargo, lo más común es que lleven frijoles, carne, queso fresco, lechuga y salsa.

Los sopes los podemos encontrar en la región centro y sur del país, aunque si vas a un restaurante mexicana en cualquier región del país, es posible que encuentres este antojito como una entrada.

Los sopes son un antojito que data de la época prehispánica, aunque claro con la llegada de los españoles se le fueron agregando ingredientes a su preparación como la carne y la lechuga. Así como muchos platillos mexicanos, los sopes también tienen una leyenda, se dice que los toltecas para no tener que cargar con tanta comida en los combates en el mar, decidieron colocar carne de venado en bolsas de maíz cocinadas, sin embargo esto no les funcionó. Para 1727, una monja cambió la receta y los convirtió en una comida.

A continuación, te compartimos una receta de cómo preparar este popular antojito mexicano:

Receta 

Ingredientes 

Para la masa

  • 1 ½ taza de harina de maíz Maseca
  • 1 ¼ taza de agua tibia

Para el relleno

  • 4 cucharadas soperas de aceite vegetal o manteca de puerco
  • 1 lata de frijoles refritos
  • 1 ½ taza de carne de res o de pollo deshebrado
  • 2 tazas de lechuga finamente picada
  • ½ taza de crema mexicana
  • ½ taza de queso fresco desmoronado
  • ¼ de taza de cebolla blanca finamente picada
  • Salsa roja o verde al gusto

TIP: Si vives en Alemania puedes sustituir el queso fresco por queso feta y la crema por una mezcla de crema agria y crema espesa. También necesitarás una prensa de tortillas, sino tienes una te recomendamos que visites la siguiente página para comprar una: Mex-Al

Preparación

Hacer la masa

  1. Mezcla la harina de maíz con el agua tibia en un bol mediano y amasa hasta que quede muy bien integrada. Si es necesario puedes agregar más agua, aunque debes hacerlo poco a poco, hasta que la masa esté suavecita y manejable.

TIP: Para evitar que la masa se seque, cúbrela con un pedazo de tela o métela en una bolsa de plástico para comida.

Hacer los sopes

  1. Divide la masa en bolitas del mismo tamaño y cúbrelas de nuevo con la tela o bolsa.
  2. Corta una bolsa de plástico en dos pedazos iguales, coloca el plásticos en la prensa de tortillas, y pon la bolita de masa entre los dos pedazos de tortilla. Cierra la prensa y presiona suavemente para formar una tortilla gruesa y de tamaño pequeño. Abre la prensa y remueve el plástico para sacar la pequeña tortilla.
  3. En un comal o sartén cuece las tortillas. Voltea los sopes para que se cocine de ambos lados. Retíralos cuando el sope esté cocido (cuida que la masa no se seque) y déjalos enfriar unos 45 segundos, después de este tiempo, con la punta de los dedos pellizca las orillas de los sopes.
  4. Cuando ya estén listos los sopes, en un sartén caliente el aceite o manteca de cerdo, y fríe los sopes de ambos lados por 30 segundos, o hasta que se doren.
  5. Ya que tengas los sopes fritos, agrégales los frijoles, la carne, la cebolla y la lechuga.
  6. Sírvelos junto con la salsa de tu elección y un poco de crema.

 

Además del pozole y los tamales, los sopes son un platillo tradicional mexicano, ideal para degustarlo como botana, en el desayuno o como una entrada. Los sopes son fáciles de preparar, aunque a diferencia de otras recetas llevan más tiempo. Los ingredientes que se necesitan no son difíciles de conseguir, incluso si se vive en Alemania, pero en caso de que necesites algunos productos mexicanos, te recomendamos que visites nuestro artículo Tiendas de productos mexicanos, donde podrás conseguir todo lo que te haga falta.

Si vives en México, por lo general, es muy fácil encontrar estos antojitos en puestos callejeros (más si vives en el centro del país), pero si no te gusta comer en la calle o quieres intentar hacer una receta nueva, estamos seguros que este platillo te encantará.

Recuerda que si quieres seguir recibiendo más recetas de antojitos mexicanos y otros platillos, puedes seguirnos en nuestras redes sociales; también, te sugerimos registrarte en nuestro newsletter para recibir más noticias sobre la vida en Alemania.

 

Otros artículos que te pueden interesar:

Molletes

Tacos al pastor

Sopa de tortilla

Comparte este artículo: